Oso con tutú


El oso con tutú
Erase una vez un oso semi-feliz que se juntó una noche con sus "colegas" de la Línea de Málaga y decidieron salir a pasarselo bien. El pobre tenía muchas penas que ahogar, así que se quedearon en el fondo de todos lo whiskys que se apretó. Sus amigos, ni cortos ni perezosos, para pasar un buen rato, lo vistieron con lo primero que pillaron, y bueno, así se despertó nuestro oso esta mañana, jajajaja.

2 comentarios:

  1. JAJAJA!!!! me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

    Me encanta de verdad! creo que es mi preferidísimo! Se parece a mi oso de dormir!

    ResponderEliminar
  2. Sus amigos lo habían visto el día anterior danzar por la playa, dibujando con los dedos del pie mientras desplazaba su cuerpo como si estuviera en un sueño, así que lo imaginaron actuando en el teatro y siendo famoso. y ahí tenéis el porqué del tutú.
    Ahora que es "el día siguiente" y todavía recuerda el sofá de roca verde y saltar por el borde de las dunas hasta caer de costado, precisamente ahora, sus penas se ahogaron por completo.

    Un saludito!!! muy buena esta actualizacion

    ResponderEliminar