Always coffee


Sentada en el rincón donde siempre leía, se dió cuenta de que de tanto beber café había aprendido a soñar despierta.

2 comentarios:

  1. me encanta compartir contigo el placer del café

    ResponderEliminar
  2. digo: el café de fe!!!
    con permiso te pongo en mi lista de blog que sigo en el mio propio!
    un saludo

    ResponderEliminar